Bienvenidos a las Rías Baixas

Bienvenidos a nuestro blog

Este es el primer post con el que inauguramos el blog de nuestro hotel,  esperemos que sigan muchos más  en el futuro. Intentaremos plasmar en estos post la información de más intereses para nuestros clientes y para el visitante, informando de rutas, actividades, fiestas, playas, etc.

Haremos hoy una breve introducción a nuestro entorno.

Raxó

Vista panorámica de Raxó sobre la ría de Pontevedra

Raxó desde el mirador

La villa en la que nos encontramos es un pequeño pueblo marinero de veraneo con hermosas y recogidas calas, sosiego y hermosas vistas, con la playa de Xiorto (enfrente del hotel) con bandera azul y la sencilla pero hermosa iglesia de San Gregorio. No se pierda la panorámica desde el mirador de A Granxa sobre el pueblo saliendo hacia Sanxenxo.

Ruta dos muiños de Samieira (distancia aprox. Del hotel: 3 km. – 5 min.)  Saliendo hacia Pontevedra, en un entorno natural a través del Río de Freiría hermosa ruta de molinos de agua con más de veinte molinos, alguno de ellos en pleno funcionamiento, que aprovechan la fuerza de las aguas del río, fuentes, calzadas y miradores naturales. Visitar además la hermosa iglesia próxima a la ruta.

Combarro  (distancia aprox. Del hotel: 5.7 km. – 7 min.)

combarro poio rias bajas galicia

Vista de Combarro

Conjunto Histórico-Artístico de imprescindible visita, típico pueblo marinero y campesino en el que nos podremos perder por sus características callejuelas de piedra, encontrándonos a cada paso con algunos de los más bellos hórreos de Galicia, situados al borde del mar.

Paseando por Combarro nos da la impresión de que el tiempo se ha detenido, la magia de sus rincones nos envuelve y nos muestra imágenes a cada instante diferentes de uno de los núcleos más bellos del litoral de las Rías Baixas.  En sus tabernas y restaurantes, antiguas casas de pescadores, se pueden degustar ricos platos, típicos de la gastronomía de la zona

Sanxenxo (distancia aprox. Del hotel: 3.9 km. – 6 min.)

Sanxenxo, capital turística de Galicia, pasa de ser un pequeño núcleo pesquero en invierno a recibir cientos de miles de visitantes durante la temporada estival, gracias al excelente microclima del entorno y su hermosa costa.

El paseo por la villa de Sanxenxo comienza en la archiconocida Playa del Silgar, bandera azul desde 1987, que se convierte en el centro del veraneo en las Rías Baixas. Dotada de innumerables servicios y rodeada de un estupendo paseo marítimo, sus aguas ofrecen grandes posibilidades para los deportes náuticos. En medio de la ensenada, podemos ver la figura de la Madama del Salnés, recmendable hacer parada en alguna de sus terrazas para contemplar el ir y venir de los miles de turistas que disfrutan de esta hermosa villa.

El Puerto Deportivo de Sanxenxo: Es uno de los más modernos de Galicia, realizando gran cantidad de eventos y actividades náuticas durante todo el año. Después de visitar las instalaciones del Club Náutico con sus lujosos yates, podemos optar por la aventura con la más variadas oferta de turismo activo para que nuestra estancia sea lo emocionante que nosotros queramos (solicítenos información de actividades) y el barco que lleva a las Islas Ons o el que hace un recorrido por la ria.

Pazo de los Patiño: Paseando por las pequeñas calles y plazas que conforman este casco antiguo nos lleva a la Plaza del Pazo de los Patiño. La construcción se originó a partir de la Torre defensiva del lado este, que data del siglo XVI.

Iglesia de San Xinés: Construida en el siglo XV muy cerca del puerto de Sanxenxo. Pertenece al estilo gótico marinero.

Nuevo Templo de Sanxenxo: Es la más moderna de las iglesias del municipio. Empezó a construirse en 1965 y las obras se remataron en 1976. Destaca por la singular forma de su cubierta

Portonovo (distancia aprox. Del hotel: 6.5 km. – 10 min.)

Típica villa marinera en un bello promontorio, en la que podremos disfrutar de maravillosos paseos por sus estrechas, empinadas y acogedoras callejuelas y por el importante puerto pesquero con su moderna lonja que vale la pena visitar en plena acción. Es un lugar idóneo para poder disfrutar de la degustación de mariscos y pescados de la ría, por lo que, si la visita a esta villa es a mediodía, es recomendable un recorrido por la zona de vinos y tapeo, así como la parada para comer en alguno de los restaurantes típicos, donde nos ofrecerán lo mejor de la gastronomía de la zona.

Entre sus atractivos turísticos deben ser destacados sus hermosos arenales, Baltar, anelitas, Canelas, Montalvo, Major o Foxos, de aguas cristalinas y finas arenas, un privilegiado entorno natural con maravillosas vistas de la ría de Pontevedra desde el mirador de anelitas y desde Punta Seame. Toda la costa es una sucesión de playas y pronunciadas puntas que se internan en la ría convirtiéndose en bellos miradores naturales desde los que poder disfrutar de las mejores panorámicas de la Ría de Pontevedra.

Poio (distancia aprox. del hotel: 9.2 km. – 14 min.)

Entre Combarro y Pontevedra se encuentra situado Poio, donde podremos visitar el Monasterio de San Xoán. (A 3 Km. de Combarro subida a la izda). Su fundación se cree que puede remontarse al siglo VII. En el conjunto del Monasterio de San Xoán de Poio destaca la Iglesia, construida en el siglo XVII, cuyo estilo es una conjugación de formas clasicistas y barrocas. En su interior se encuentra un bello retablo del siglo XVIII, de estilo Churrigueresco, y el sepulcro de Santa Trahamunda. También es destacable el Claustro de las Procesiones, que data del siglo XVI, con una fuente barroca y una escalera impresionante por su originalidad. En la actualidad este recinto monacal es un importante foco de cultura, como refleja su importante biblioteca, que cuenta con cerca de cien mil volúmenes, y el Museo de Mosaicos, además de ser Sede de los Cursos de Verano de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo.

Pontevedra (distancia aprox. del hotel: 12.5 km. – 18 min.)

Pontevedra, Capital de las Rías Baixas y de la provincia de Pontevedra. La leyenda dice que fue fundada por Teucro, el guerrero que no pudiendo olvidar su Troya natal decidió fundar una ciudad que se le pareciese.

Situada en el Centro de las Rías Baixas, casi escondida en el estuario del Lérez, Pontevedra es una hermosa y pequeña ciudad que debe ser recorrida y disfrutada con calma. Su casco viejo, uno de los mejor conservados de España, nos descubre un conjunto de pétreas bellezas urbanas: la Plaza de la Leña con su crucero, la Plaza del Teucro, con sus hermosos escudos tallados en piedra, la Plaza de la Verdura, pequeña y encantadora, la Plaza da Ferrería, con sus característicos soportales…

El Convento de San Francisco, de estilo ojival en su mayor parte, la Basílica de Santa María, uno de los mejores ejemplos del arte gallego, cuya fachada principal, a modo de retablo, forma un conjunto escultórico de incomparable belleza, el Convento de Santa Clara, de estilo ojival, la Iglesia de San Bartolomé, de estilo barroco jesuítico y la Iglesia de la Peregrina, con su característica planta circular, son sus más característicos exponentes de la arquitectura religiosa de la ciudad. No podemos olvidar una visita al Museo de Pontevedra, ubicado en cuatro hermosas casas en pleno casco viejo. Entre sus joyas artísticas y culturales están una de las mejores colecciones de cerámica de Sargadelos, una impresionante colección de azabaches y el Tesoro Celta.

A Lanzada (distancia aprox. del hotel: 15.5 km. – 21 min.)

Más de 2 km. de playa, en A Lanzada encontraremos la Ermita de Nuestra Señora, construida en el siglo XII, de estilo románico, entre las playas de Lapa y Foxos, y junto a él los restos de una fortaleza. Este santuario, en la actualidad es un lugar de concurrida romería el último fin de semana de agosto, donde se sigue respetando la muy antigua tradición fertilizante del “baño de las nueve olas”.

En la Playa de A Lanzada existe una zona dunar recorrida por un agradable paseo de madera, que nos permitirá disfrutar de este entorno natural, con las vistas del Océano Atlántico a un lado y las características marismas de A Lanzada al otro. La zona de marismas está declarada espacio protegido, ya que conforma un hábitat natural riquísimo, además de ser un enclave fundamental, a nivel europeo, para aves migratorias perfecta para practicar avistamiento de aves. Además no se la debe perder si es usted un amante del surf.

Monasterio de Armenteira – Mirador Monte Castrove (distancia aprox.l: 15.6 km. – 20 min.)

En la cima del Castrove en los altos de Poio y limitando con Meis encontraremos restos de una ermita y pinturas rupestres, además de un bello mirador desde el que se puede contemplar el Valle del Salnés, las Rías de Arousa y la de Pontevedra.

Ya en el concello de Meis destaca el Monasterio Cisterciense de Armenteira (siglo XII), conjunto de gran belleza tanto por el propio edificio como el entorno en que se encuentra ubicado con una hermosa ruta de senderismo por el río. Su claustro, recientemente restaurado es un espacio de gran belleza que no debemos dejar de visitar. La iglesia de Mosteiro, en otros tiempos monasterio benedictino de Santa María de Nogueira.

O Grove (distancia aprox. del hotel: 20.1 km – 25 min.)

Una vez pasada la Playa de A Lanzada nos adentramos en la Península de O Grove, la cual nos va a ofrecer parajes de gran belleza. Haremos una parada en San Vicente do Mar, nueva zona turística residencial destacable por su hermoso paseo de madera al borde del mar en un precioso entorno natural en plena Red Natura.

 Grove, “paraíso del marisco”, es una villa marinera y turística. La calidad y fama de sus mariscos son únicas en el mundo. En los restaurantes del puerto podemos disfrutar de una buena mariscada, acompañada de un buen vino albariño También desde O Grove puede embarcar en los catamaranes que funcionan de abril a noviembre para conocer mejor nuestra costa pudiendo elegir entre cuatro recorridos diferentes. Además podrá saborear a bordo una degustación de uno de nuestros platos más típicos, los mejillones al vapor.

A Toxa (distancia aprox. del hotel: 20.7 km. – 26 min.)

Desde O Grove, por un pequeño puente, llegamos a la Isla de A Toxa, importante complejo balneario conocido internacionalmente. Son muy agradables los paseos por la Isla, de donde nos podremos llevar de recuerdo diversos objetos de artesanía realizados con conchas. Otros atractivos de la Isla son su campo de golf y su Casino.

Cambados (distancia aprox. del hotel: 23.3 km. – 27 min.)

Capital del Albariño y encrucijada de las tradiciones, la cultura, las costumbres y el arte que florece en la Ría de Arousa. Paseando por sus calles podremos encontrar algunos de los más bellos exponentes de la arquitectura gallega, destacando la Plaza de Fefiñáns, con el Pazo del mismo nombre (siglo XVI) y la Iglesia de San Bieito. Asimismo podremos visitar las ruinas góticas de Santa Mariña Dozo, declarada Monumento Nacional, los restos de la Torre de San Sadorniño (siglo X), la Rúa do Hospital y su capilla, el Pazo de Montesacro, el de Ulloa, el de Figueroa, el de A Capitana, el de Outeiro, el de Salgado y el de Bazán, que actualmente alberga el Parador Nacional del Albariño.

No podremos dar por concluida nuestra visita a Cambados sin disfrutar, en una de sus viejas y tradicionales bodegas, de un buen vino albariño acompañado por alguna de las tapas típicas de la zona.

Isla de Arousa (distancia aprox. del hotel: 32.4 km. – 38 min.)

Disfrutando de un magnifico paseo por la isla, podría contemplar magníficos paisajes de la ría de Arousa, perderse en medio de la naturaleza o descubrir los encantos de este pueblo marinero.  No se debe perder: El Corazón de Jesús, escultura situada en el mirador del mismo nombre y desde el cual se puede disfrutar de las mejores vistas de la Ría de Arousa, La Virgen del Carmen, escultura de 3 metros situada en el Paseo Marítimo del Cantiño, El Faro, El Molino de Mareas y La Iglesia, de estilo Neoclásico y sus hermosas y tranquilas playas entre pinares

Sin comentarios

Publicar un comentario

Su email nunca será compartido. Campos obligatorios marcados con *